Médico Ocupacional y Experto del INSS: comprende su relación

Médico Ocupacional y Experto del INSS: comprende su relación
Califica este artículo

Si se actúa en el área de seguridad en el trabajo, o incluso si ha sufrido algún tipo de accidente o enfermedad laboral durante su actividad  y tuvo que someterse a evaluaciones con el trabajo de un médico, usted debe haber preguntado lo que sucede cuando hay un desacuerdo entre el médico de la empresa y el perito del INSS (Instituto Nacional del Seguro Social).

medico ocupacional¿Qué evaluación prevalece? ¿Por qué ocurre la discordancia? ¿Cómo resolver el caso? ¿Cómo queda la situación del trabajador en esa situación? Pensando en ayudarle a encontrar las respuestas a estas preguntas, preparamos este post. Aquí es posible extraer sus dudas sobre cómo proceder en caso de laudos discordantes. Compruebe!

Razones de la discordancia

La medicina no es una ciencia 100% exacta, pero sigue las directrices claras. Es normal que dos médicos diferentes abordan el mismo problema utilizando diferentes tipos de pruebas físicas para evaluar la idoneidad del mismo paciente. Además, es posible que el médico de la empresa no tenga disponibles las mismas herramientas que un experto médico de órgano público.

Rehacer la evaluación

Para solucionar la cuestión, una alternativa es solicitar que el médico de la empresa rehaga su examen, utilizando los mismos métodos adoptados por el experto del INSS. Es común que esto suceda cuando cesa la ayuda-enfermedad o auxilio-accidente. Muchas veces, la autarquía considera al trabajador apto para volver a ejercer sus actividades, pero el médico de la empresa lo considera aún inapto.

Evaluar los documentos y los exámenes

Tanto el INSS como el médico ocupacional vinculado a la empresa deben solicitar todos los exámenes y documentos realizados por el funcionario que sean referentes al problema de salud en pauta. Es importante que sean evaluados y que fundamenten el dictamen médico, especialmente en situaciones de desacuerdo. El trabajador necesita guardar todos sus documentos clínicos y hospitalarios y presentarlos siempre que sea periciado, dejando copias con el especialista.

Seguir la legislación

Si no hay otra manera de que los médicos lleguen a un consenso, la ley enseña que prevalece la maestría hecha por el INSS. En este caso, es la empresa la concesión de la licencia al trabajador o, en caso de final de enfermedad o accidente auxilios restablecer inmediatamente el trabajador, a menudo tener que delegar a una nueva función.

En ese momento, es esencial la figura del especialista en Seguridad del Trabajo, que deberá acompañar al funcionario observando qué tareas del día a día de la empresa le causan el menor impacto posible.

La empresa no puede rechazar la vuelta del trabajador cuando cesa su ayuda del INSS. Si el propio empleado se siente incapaz de reanudar sus funciones y la empresa no lo restituye al cargo, debe buscar solución por vía judicial.

Entrar con la acción judicial

Este debe ser considerado un último recurso para prolongación de auxilio-accidente, si el trabajador sigue sufriendo con sus problemas de salud incapacitantes, y el INSS lo considera apto para trabajar aún así.

El proceso judicial puede ser largo, y en ese período, el trabajador queda en situación difícil, pues o no recibe salario ni ayuda, o recibe salario, pero trabaja sufriendo perjuicio físico. En el curso del proceso, el trabajador será sometido a examen de médico experto judicial y ese dictamen es definitivo. Si se comprobó la incapacidad, el INSS es condenado al pago de los meses debidos atrasados, con corrección monetaria.

Es importante destacar que estas reglas también se aplican a enfermedades psicológicas desarrollado como resultado de actividades industriales como la angustia, la depresión y la ansiedad.

Si este post sobre el desacuerdo entre el trabajo INSS médicos y expertos era útil, corta nuestra página de Facebook y obtener más contenido como este!

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: