La gestión de riesgos en el transporte de cargas puede ser definida como un sistema de gestión que engloba toda la silla de movimiento, transporte, distribución y almacenamiento de cargas. El objetivo de la gestión de riesgos en el transporte de cargas es minimizar las dudas que surgen durante las operaciones, además de garantizar la seguridad de los productos y preservar al transportista contra posibles riesgos.

Los riesgos relacionados con el transporte de cargas pueden dañar a partir del producto para el conductor que va a hacer el trabajo, especialmente en el caso de transporte de mercancías peligrosas. Para evitar cualquier problema, es esencial que haya una buena planificación para la gestión de riesgos.

gestión de riesgos en el transporte de cargasEsta planificación puede dividirse en cuatro etapas: identificación, análisis y evaluación de riesgos, además de tratamiento para minimizar las posibilidades de accidentes e incidentes. Todo este proceso es bastante laborioso y exige la observación de diversos puntos, tales como: costos, seguridad, monitoreo del equipo, mantenimiento del vehículo y atención al cliente.

Principales riesgos asociados al transporte de cargas

Imperia

Este tipo de riesgo está asociado a la falta de habilidad y capacitación en el trabajo de transporte de carga, pudiendo causar accidentes.

Imprudencia

Se produce cuando el trabajador tiene mucha seguridad en lo que hace y comienza a tomar medidas y decisiones impensadas o sin consultar al profesional responsable. Esta actitud puede generar situaciones de peligro e inconveniencia.

Negligencia

Generalmente ocurre por cuenta de algún descuido o falta de atención por parte del trabajador.

¿Cuál es la importancia de la gestión de riesgos en el transporte de cargas?

Realizar la gestión de riesgos en el transporte de cargas trae las siguientes ventajas para la empresa:

  • Mayor seguridad en situaciones de riesgo;
  • Reducción de costos;
  • Minimización de las pérdidas operativas;
  • Firmeza a la hora de tomar decisiones sobre los riesgos;
  • Identificación y gestión de riesgos;
  • Mayor aprovechamiento de oportunidades;
  • Optimización del capital;
  • Prevención de daños.

Importante: si la gestión de riesgos del transporte de carga se lleva a cabo de una manera controlada, la empresa evita pérdidas y garantiza una mayor seguridad de los trabajadores y de los productos transportados. Además, es esencial que los empleadores proporcionen el Equipo de Protección Personal (EPP) apropiado, así como la formación y la capacitación para preservar la integridad de los empleados.

Consejos en la gestión de riesgos en el transporte de cargas:

1. Reclute a las personas adecuadas

El transporte de carga en la mayoría de los países de América Latina hoy se realiza principalmente por camión: el transporte por carretera es el primero en la lista de posibilidades, gracias a su bajo costo en comparación con otros (aire, mar, ferrocarril, etc.).

Por lo tanto, usted comienza a gestionar sus riesgos de las personas que contrata. No dejes de invertir en pruebas prácticas, psicológicas y, por supuesto, mucho entrenamiento. Es muy importante para conocer la historia, por referencia o una indicación y aún realizar consultas a través de controladores de servicios de registro que proporcionan información importante del perfil profesional.

Un conductor inestable, nervioso o con problemas de salud puede causar accidentes, generar pérdidas y, principalmente, poner su vida y la de otras personas en riesgo.

2. Identifique los orígenes de los riesgos

Una buena gestión del transporte de carga no puede implicar conjeturas : es necesario que los riesgos se identifican, analizan, evalúan y reciben el tratamiento necesario para ser resueltos.

En esta etapa, haga el levantamiento de todos los posibles accidentes e incidentes involucrando su carga y cómo evitarlos. La lista puede ir desde los elementos más básicos, como un retraso de entrega debido a una congestión, hasta los más graves, como un accidente en carretera que involucra a las víctimas mortales.

Cada vez que usted recorre su lista de riesgos es más fácil pensar en maneras de disminuir la probabilidad de acontecimientos adversos. En la teoría y en la práctica: prevenir es mejor que curar.

3. Cuente con la tecnología

Hoy en día es más fácil, intuitiva y productiva gestionar el riesgo a través de un software de gestión de la logística que por una hoja de cálculo de Excel. Los recursos tecnológicos pueden y deben ser utilizados para que la ejecución de un viaje se realice con rapidez, asertividad y seguridad.

Vale utilizar estos recursos para organizar el flujo de las informaciones y responsabilidades dentro de la empresa, monitorear conductores y cargas a través de rutas seguras, acompañar el proceso de entrega de los elementos transportados y hasta recoger comentarios de clientes. Cualquier aplicación de la tecnología en el transporte de carga puede reducir considerablemente la perspectiva de riesgo.

4. Promueva buenas condiciones de trabajo

Dentro de la cabina de cada camión, barco, avión o tren que transporta cargas alrededor del mundo hay un ser humano que necesita tener sus necesidades escuchadas. Especialmente en las carreteras, los camiones deben tener un rendimiento determinado para cumplir los plazos – y no siempre ir en contra de los límites físicos y psicológicos del conductor del camión.

Saber que ningún conductor puede viajar sin dormir, descansar o comer es la primera señal para que usted se conciencie de que las condiciones de trabajo en el área de transporte deben ser al menos decentes.

Incluso si, en un primer momento, usted tiene que contratar a alguien para hacer las horas que su portador no puede pensar de ella como una posibilidad de inversión : es mejor para mantener a todo el personal dentro de una norma específica de calidad para mantener las formas precarias de trabajo sólo para hacer una economía puntual.

Esta actitud va a mostrar a su equipo lo que usted ya debería saber: el mayor activo de una empresa son sus personas. Y, más que a la carga, es a ellos que usted debe una eficiente gestión de riesgos.