La importancia de la limpieza hospitalaria para control de higiene

La importancia de la limpieza hospitalaria para control de higiene
Califica este artículo

El control de higiene es sumamente importante y una vez que realizan actividades que involucran la manipulación de productos químicos y fluidos corporales de personas enfermas o con algún tipo de trauma, ambientes hospitalarios se destacan como uno de los lugares de trabajo que presentan los mayores índices de agentes contaminantes. Lo mismo se aplica a los laboratorios, puestos de salud y centros de análisis clínicos.

Para asegurar que estos ambientes estén siempre limpios, saludables y libres de microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud, es fundamental que se realice una rigurosa limpieza que garantice el control de higiene y proporcione seguridad y salud a todos los profesionales del área y sus respectivos pacientes .

¿Cuál es la importancia del control de higiene en un hospital?

La adopción de protocolos de limpieza y desinfección es fundamental para reducir el número de enfermedades y contaminación dentro de los hospitales. Esto se debe a que los diversos agentes infecciosos que se encuentran en estos lugares pueden contaminar las superficies y equipos que diariamente manejan médicos, enfermeros y pacientes.

control de higieneLa realización de la limpieza, por lo tanto, auxilia en el control de la proliferación de enfermedades y de la contaminación cruzada, asegurando el bienestar de las personas que circulan por el local. Todos los sectores de una clínica, laboratorio o hospital deben ser higienizados con el mismo cuidado, ya que estos microorganismos contaminantes pueden proliferarse fácilmente por el aire.

EPIs para ambientes hospitalarios

El uso de los Equipos de Protección Individual (EPIs) es otro de los cuidados esenciales para evitar la contaminación y la diseminación de hongos, bacterias y microorganismos causantes de enfermedades. En general, el PPE requerido en los hospitales son:

  • Guantes de protección;
  • Las mascarillas quirúrgicas;
  • Gafas;
  • Delantal.

Es importante destacar que la mayoría debe ser descartada inmediatamente después de su uso. En el caso de los EPIs que no son desechables, es fundamental que se realice una higienización adecuada del dispositivo. Además, los instrumentos quirúrgicos deben ser esterilizados, la basura hospitalaria debe ser correctamente descartada y es necesario tener cuidado especial con la limpieza corporal y desinfección de las manos.

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: